miércoles, 20 de septiembre de 2017

Mi casa descasada (IV)

.

There's an emptiness inside
that never goes away

De WAVES, Sam Baker



Anatomía de una habitación desde el amor:

el hueco de un cuadro que partía en dos la lluvia,
a una parte del óleo le correspondía un manantial,
a la otra una boca mordida por el fuego,

diecisiete libros hojeados con semillas,

un vaso de agua lleno de piel,

una cama moribunda, 

una ventana partida,

un afuera desde adentro,

un vacío sepultado.

Anatomía de una habitación desde el dolor:

(idem).



martes, 19 de septiembre de 2017

Mi casa descasada (III)

.



He desclavado mis pies/por verte de lejos.
He metido mi olfafo
en la nariz de un perro/por olerte a metros.
Una flor/abreva en mis ojos,
balancea su agua seca.
Cigarras encendidas,
oigo, oigo, oigo, ...

Voy a ti,
yéndome.


sábado, 16 de septiembre de 2017

Mi casa descasada (II)

.



De par en par
se abre el dolor.
Ni un enser vive.
Huecos del despertar
se hallan aún
tras el umbral:

la memoria como reloj azul,
el pan ya como fósil,
el viento sin estrías de sexo.

Una retama al irnos
nos pone un andén
de una estación vacía.

Respiro,
abro las ventanas,
de par en par.

jueves, 14 de septiembre de 2017

Mi casa descasada (I)

.




Lo soy de ti,
de tu techo,
de tu lecho,
de tu diálogo,
del calor arrasado,
de la lumbre celular,
de la arcilla,
del alimento,
de la araña que queda,
de la fuente sedienta,
lo soy de ti,
lo soy,
lo huésped.

.

viernes, 8 de septiembre de 2017

La última copa

.

                                                          Llegué con tres heridas yo:
                                                          la de la vida,
                                                          la de la muerte,
                                                          la del amor.
                                                                 (Miguel Hernández)


Llegué esta mañana a las uvas.
También hieren de dulce.
Uvas perfectas para un vino
inexistente.
Allí quedaron, 
para un vuelo, 
o para mi boca,
o para la tuya,
cerrada,
sin previo aviso.





sábado, 2 de septiembre de 2017

Las copas que yo bebo

.

Árboles semisecos, 
semivivos.
Madre, mira qué árboles:
están como yo,
ya son rescoldos.

Madre, fuera de ti
yo abro mi sexo 
a la palabra, a la calma,
al rincón ya tan conocido.

El otoño derriba las hojas.
El árbol vivo se ahonda,
sus raíces están llenas de semen.

jueves, 10 de agosto de 2017

Las copas que yo bebo

.

Veré cómo te mueves
y sabrás que te veo.
En silencio yo,
entrenado bajo un olivo.

                                                                                 .






domingo, 30 de julio de 2017

Las copas que yo bebo

.

Tu agua es un compendio de elefantes.
Vienes de beber, tu cuerpo de arena,
mi rememorar ese cielo hasta rozarte.

Cada nido una hazaña,
cada día de sed
más manos me tocan.

Donde empieza tu cuello
hay una fuente.
Una jirafa desmedida bebe de tu retina.

Mi piel te agita cada gota
hasta la lluvia.

martes, 18 de julio de 2017

Las copas que yo bebo.

.

Raíz, desierto: fervor.
Abro una voz para nombrarte
tan lejos: mordedura.


lunes, 10 de julio de 2017

Las copas que yo bebo.


Mi uva se hace sol.
Alberga mi mano y calla mi voz.
Hay un topo en la tierra,
hay verbos donde escarbar,
beber, beberte, vino, apoteosis de sol.

Noventa años son muchos
para disfrutar un poco.
Eso dices, madre.
Mídeme ya en besos.

Quiero caer en el pan,
saber a boca y decir
lo dicho por un árbol:
Raíz hasta venir, agua.





lunes, 26 de junio de 2017

Las copas que yo bebo

.

Bebo y vivo.
Miro tu esqueleto, madre,
el que gira tus rodillas.
Andas para ver el cielo.
Vivo y bebo.
La borrachera del fuego,
las ardillas no eligen morir, 
el cuervo 
no quiere su color
para el suelo.
Bebo y vivo.
La sangre empieza
a hacer autostop.

sábado, 17 de junio de 2017

Las copas que yo bebo

.


Hoy mi cuerpo recuerda que te tuvo.
Cueva, espacio frío; 
rincón, templo cálido.
La muerte es una pérdida de color.
El gorrión imita los besos
de los transeúntes.
Bebo y echo raíz, tallo,
bebo, y más virtuoso soy
de la tierra.
Más allá de mí está
la explosión de una patata.
Madruga hoy el calor,
el sexo nunca se despide.

miércoles, 7 de junio de 2017

Las copas que yo bebo

.

tu cintura, enemiga de la nieve

F,G,L, Gacela del amor imprevisto



Las nubes y su perfil de mano.
Cada gato desova en el tejado
su nube y su verbo.
Prefiero cuentas de uvas a perlas,
morder así el vino,
antes de alcanzar la copa.
El calor se sabe su letanía,
la censura de las nubes.
Hasta romperte tú,
albaricoquero mío,
he de fosilizar un beso.